Entrevista a Francisco di Silvestro (Casablanca Films) Parte 1/3

Entrevista exclusiva de RaroVHS.com.ar a Francisco di Silvestro, un hombre que dedicó toda su vida a actividades relacionadas con el cine. Perteneciendo a una familia con tradición en el rubro, fue programador de salas, fundó Casablanca Films para comprar derechos de películas en el exterior y, posteriormente, jugó un papel importante dentro del mundo de las editoras independientes de video con sellos como VIDEOTOP, Icaro Video y Casablanca Video Home SRL.

¿Cuales eran tus antecedentes en el mundo del cine y la cultura antes de comenzar con el video?

Mi padre, Salvador, fue desde joven un enamorado del cine. Comenzó como acomodador en el Condal (luego Alcazar) en Av. Corrientes 4634. Luego pasó a boletero y administró varias salas en los años 40'. En la decada del 50' ya era empresario. Su primera sala fue el Etole Palace. Luego formó parte de sociedades que adquierieron los derechos de explotacion de varias salas. Te puedo nombrar algunas: Continental, Saenz, Loria, Pellegrini, Devoto.
Yo nací en el 53' y frente a mi casa estaba el Avellaneda, en la avenida Avellaneda, de Floresta. Me contaron que, en una oportunidad no me encontraban por ningun lado. Habían cerrado el cine y como era chiquito, no se dieron cuenta de que me habia dormido sentado en una butaca. En los 60' ya era propietario del Odeon Palace, Palais Blanc y Palais Blue, todos en la Av. Santa Fe, muy cerca de Av. Pueyrredon. Tambien del Moreno, en Av. Rivadavia 5050 y el Las Flores, en la Av. Coronel D'Elia, en Lanus. En éste último pasaba todo el día en la cabina de proyeccion. La historia de Toto, el nene de Cinema Paradiso bien podría ser la mia.
Finalmente, en la decada del 60', cansado de sus socios, vende sus partes y compra el Ritz, en Av. Cabildo 685, un cine que estaba practicamente destruido y al poco tiempo lo transforma en la sala mas "coqueta" de Belgrano. Yo en esa epoca, en plena adolescencia, era habitué frecuente del Lorraine, el Arte y la sala Lugones del Teatro San Martín. Los ciclos de Bergman, Fellini, Kurosawa y Truffaut, entre otros, me llenaban de vida. Por tal motivo comence a colaborar con mi padre en la programación del Ritz y lo transformé en el primer cine-arte no centrico de la Argentina. Y hasta me di la satisfacción de convertirlo en sala de "estrenos exclusivos". Tambien tomé la programacion del Cine Arte (Av.  Corrientes y Diagonal Norte). En esta sala pasé en video YES SONG y CALIFORNIA JAM 2, con un proyector de tres cañones que le alquilaba a Recordvision y también EL HOMBRE QUE CAYO A LA TIERRA (The man who fell to Earth-1976), con David Bowie, en 35mm. En el cine ALFIL (Av. Corrientes y Callao, hoy Musimundo) también estrené en video un recital de THE ROLLING STONES.  El soporte era U-Matic y utilicé para mayor calidad de audio, el sistema Dolby de la sala.
En el Ritz, tuve el gusto de estrenar La estructura del cristal (Struktura krysztalu-1969), una excelente película polaca de Krzysztof Zanussi, premiada en el Festival de Mar del Plata. Se exhibió en doble programa junto al mediometraje El puente sobre el rio Hibou (An Occurrence at Owl Creek Bridge-1964), de Robert Enrico (el director de Los Aventureros). También estrené en forma exclusiva Refugio Seguro (A Safe Place-1971), una rareza dirigida por Henry Jaglom, con Orson Welles y Jack Nicholson y El amor hace cosas extrañas (I tulipani di Haarlem-1970) de Franco Brusati, con Carole Andre y los mediometrajes Dos hombres y un armario (Dwaj ludzie z szafa-1958), de un jovencísimo Roman Polanski e Historia Inmortal (The Immortal Story-1968), una joya de Orson Welles muy poco conocida, filmada originalmente para la televisión francesa. El cine fue también muy famoso porque exhibí Woodstock (1970) durante siete años (desde 1970 hasta 1977) todos los sábados, en forma ininterrumpida y en funciones trasnoche. Tambien me dediqué a programar varios cines del interior del pais. Te puedo nombrar el Diagonal, de Mar del Plata. En 1977, mi padre vende el Ritz. La ultima función se realizó el 21 de septiembre exhibiendo Los Olvidados (1950), de Luis Buñuel. Todavía conservo el programa y la última entrada que se vendió ese día. La última de la historia del Ritz.

El rock fue -y es- parte fundamental de mi vida, y por tal motivo los viernes en trasnoche produje innumerables recitales. Bandas como Almendra, Polifemo, Madre Atomica, Alas, El Reloj y muchas más pasaron por el escenario del Ritz. En 1980 se constituye la sociedad Ferrari-Fabre-Grinbank y me desempeñé como asistente de produccion de shows internacionales. El mas importante fue, sin duda, las presentaciones a finales de ese año, de The Police. Los shows en el Estadio Obras y sobretodo en New York City, que inauguraba ese día, son hoy considerados eventos casi miticos, ya que la banda había explotado en Europa, pero en la Argentina eran, en ese entonces, muy pocos conocidos. Y la leyenda urbana que circula, la de la patada de Andy Summers a la gorra de un policía en el Estadio Obras, es cierta.
Yo estaba muy cerca y eso le costó a la banda que varios policías esperaran a que terminara el show para ir a visitarlos al camarín.
En febrero de 1981 me asocié a los Hnos. Fabre, dueños de New York City, y contraté para la Argentina a The Trammps, celebres por Disco Inferno, tema incluído en el soundtrack de Fiebre de sábado por la noche.
En el año 1986 produje junto a mi amigo Mundy Epifanio Los Violadores en Paladium, que registra el concierto de la banda punk mas importante de la historia musical de la Argentina. Se grabó con cuatro camaras, con sonido de 24, en soporte U-matic High Band y sonido Hi-fi. Se convierte en el primer video grabado en vivo en la Argentina de una banda de rock y distribuido en formato VHS.
Durante los años 90 también seguí relacionado con el mundo de la música. En carnavales realizaron varios shows en La City y en otras discotecas como Pinar de Rocha. En la temporada de verano de 1995 la radio Rock& Pop decidió transmitir en Pinamar desde el parador Pakalolo.  Me nombraron programador de los recitales. Entre enero y febrero tocaron, entre otros, Los Ratones Paranoicos, Illya Kuryaki, Babasónicos, A77aque y Los Violadores. En 1995, y a partir de los conciertos de The Rolling Stones en la Argentina pasé a colaborar en la seguridad de los shows de la empresa Pop Art. Me desempeñé en esa funcion hasta el último concierto de Soda Stereo en 2007. Entre los años 1995/1998 organizo, con el apoyo de la Rock and Pop y la revista Los Inrockuptibles numerosas avant-premieres.  Las de Trainspotting, Buenos Aires viceversa y Velvet Goldmine fueron algunas de ellas.
¿Cuando comienza Casablanca Films y cómo entraste al negocio de la edición de VHS?
Desde 1977, cuando mi papa vende el Ritz, y hasta el 1980 me dediqué a la produccion de recitales de rock. Me asocié con Daniel Grinbank, quien en ese entonces ya tenia el sueño de traer los Stones a la Argentina. Lo conocía porque era habitual verlo los sábados en las trasnoches de Woodstock. Su agencia de representaciones se llamaba Zarre producciones y yo era asistente de producción de los shows que organizaba la empresa. Representábamos bandas muy grosas para la época. Serú Girán era una de ellas. Recuerdo muy bien cuando presentamos Grasa de las Capitales en el Auditorio Buenos Aires, de la calle Florida. Nos preguntábamos si éramos capaces de llenar dos funciones. ¡Y la sala tenia 300 localidades! Era otra época. El rock no estaba muy bien visto. No existían los sponsors y los afiches los saliamos a pegar nosotros durante la madrugada. ¡Y era Serú Girán! Simultaneamente me desempeñaba como personal manager de Nito Mestre y los desconocidos de siempre. El el año 80 vuelvo a tener vinculación con el cine y compro los derechos para reestrenar Los aventureros (Les aventuriers-1967), de Robert Enrico. En el momento de su estreno fue "prohibida para menores de 14 años". Tuve la idea de enviarla a re-calificar y salió "apta para todo publico". La programé en el cine Lorca para las vacaciones de invierno. La distribución estuvo a cargo de Centuria cinematografica y fue un éxito impensado. Eso me permitio viajar a Europa y adquirir los derechos de un paquete de peliculas, que incluia entre otras The Kids are alright (1979) y Quadrophenia (1979) de The Who, Let there be rock (1980) de AC/DC y Breaking Glass (1980). Fue el nacimiento de Casablanca Films. Asimismo tambien tuve participacion, en sociedad, en los derechos de otras peliculas que fueron distribuidas por Vanguardia Cinematografica, Centuria Cinematografica y Lucian Films, la empresa de Pascual Condito. En el año 1984, muy timidamente, se comienza a hablar de un nuevo formato: El video. En el país comenzaban a asomar los primeros videoclubes. Un día me llama Dardo Ferrari, a quien yo conocía porque era socio junto a Carlos y Juan Alberto Badía en Recordvision. Me invita a tomar un cafe y me comenta que lo contactó el grupo Saragusti, en ese entonces eran los dueños de casi la mitad de los cines de Argentina. Estaban negociando con Universal y otros sellos americanos los derechos y necesitaban relacionarse con gente que tuviera conocimiento del video, ya que ellos no tenían idea. A cambio, le ofrecían una participacion en la sociedad de una nueva empresa que iba a tener la responsabilidad de distribuir las peliculas en formato VHS y se iba a llamar AVH (Argentina Video Home). Inmediatamente me pareció interesantísima la posibilidad de ampliar mi negocio, y además, tan asociado al cine. Por tal motivo decidí sumar el departamento de video a Casablanca. Lancé Video Top, una linea de películas eróticas y los primeros derechos se los compro a Carlos Biederman, un distribuidor paraguayo, socio de Norberto Feldman en Vanguardia cinematografica. Luego lancé la linea Icaro Video, también distribuida por Casablanca Films.
En los años 1985-1986 pasé a dedicarme exclusivamente al video y fundé Casablanca Video Home S.R.L. Cambié el logotipo y las estrategias de marketing. Aproveché el exito del programa de television Noti-dormi y Casablanca se convierte en La editora Hop. Las películas abrían con una presentacion protagonizada por Paula D'Agosti, la famosa "profesex" del programa. Se filmó en dos dias en mi casa. Es más, en el video ella baja de mi auto. Tambien utilicé su imagen en todas las publicidades de la empresa, especialmente en las revistas Video Club y Video para Ud.
Video presentación de Casablanca Video Home con Paula D'Agosti:


Vos tenías experiencia y conocimientos sobre cine, pero en el boom del VHS también se metió mucha otra gente que no tenía idea del tema pero lo vio como una oportunidad comercial.

Es habitual que en este país aparezca un nuevo negocio y todo el mundo lo vea como una oportunidad de rentabilidad inmediata. Por tal motivo, quienes tuvieron la intención de abrir un videoclub, muy poco sabían de cómo funcionaba el negocio. Y en general, tampoco sabían demasiado de cine. Era bastante habitual atender a potenciales clientes que venian con sus esposas a comprar peliculas. Les teniamos que explicar casi todo. Recuerdo que en sus comienzos, existian unos 150 videoclubes en todo el pais, y al poco tiempo habia 2.000. Fue una explosión tan grande que se vendia y alquilaba "todo". Ver una pelicula en tu televisor, en tu casa en el momento que vos quisieras, rebobinarla y volverla a pasar, era casi magico.

Lista de precios (en australes) de los primeros catálogos de VideoTop 
en VHS y betamax:

¿Coincidís con la frase que dice que "El VHS es el formato que democratizó el cine"?

Por supuesto. En mi adolescencia volver a ver una pelicula era una tarea casi imposible. Tenía que esperar que se exhibieran en algun ciclo del Lorraine, el Arte, o en algun cine-club.
Por eso el VHS es un formato tan querido. Recuerdo que en el 86 tenia en mi casa un proyector IMI, de tres cañones, que le compre a Recordvision. ¡Era pesadisimo! Y tambien una videocassetera Panasonic Hi-Fi Stereo que mi amigo Carlos Geniso, propietario de Hardcore Video me habia traido de U.S.A. La tenia conectada a un simpoamplificador Yamaha y cuando veia VOLVER AL FUTURO, original NTSC, Hi-Fi Stereo, explotaba. Al comienzo era todo NTSC. En ese momento funcionaba uno de los primeros video clubes, VIDEO DE LA COSTA, que importaba los VHS originales U.S.A., los subtitulaba y alquilaba. Como la norma en la argentina era PAL, el negocio tambien pasaba por convertir a bi-norma los televisores. Pero con la llegada de la legalidad y las primeras editoras, se termino muy pronto.

Parte 2 de la entrevista: Link 

Parte 3 de la entrevista: Link

Entrevista copyright de RaroVHS.com.ar
prohibida la reproducción sin consulta previa al dueño del site.


rarovhs

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Mi Ping en TotalPing.com