"X" una letra que lo muestra todo

De revista MUNDO DEL VIDEO de Octubre de 1986

Uno de los puntos, por no decir el más, significativo, que parten directamente de la raíz de esta transformación en ciernes que es el Video-home, es su esencial característica de privacidad.
Teniendo en cuenta los rasgos, entre conservadores y ávidos de novedad, que presenta el público de nuestro país, la aparición —y la proliferación— de películas pornográficas destinadas a la exhibición particular despierta encontradas posturas.
Para unos, es un necesario ajuste, un inevitable rumbo de desinhibición que, pasado un primer momento tras la prolongada compresión a que tanta censura lo tuvo sometido, vendrá a ocupar un lugar, como género, junto a la comedía, la aventura o el terror.
Para otros, es signo de amenaza de una moral instituida, de alteración de valores considerados casi como fundamento de un “modo de vida” que se proclama auténtico, desde un tradicionalismo presuntamente intacto, y que denuncia a ese avance "liberalizador" como un mero afán comercial apenas encubierto.
Lo cierto es que quienes tienen responsabilidad de este negocio, por demás lícito, de editar títulos denominados aquí “condicionados”, son los que responden frente a ese criterio que aún pretende determinar, invocando todo lo sagrado y respetable, qué puede ver el público argentino, dónde y cómo.

Opción democrática.
“El solo hecho de que una película pueda ser calificada como pornográfica ya implica un recorte a las posibilidades de su comercialización. Nadie está obligado a alquilar una película que no desee ver en su hogar, lo que de ningún modo debe descuidar un criterio de bien entendida discreción en cuanto a la publicidad que de estos títulos se haga tanto en los medios gráficos como en los videoclubes. Un cliente mío, de Rafaela, ha construido un pequeño microcine para que los usuarios puedan seleccionar los títulos con una mayor comodidad. Estas películas, en general, no tienen mayor peso en la liberalización de las costumbres, y tienden como en otros países, a convertirse en un género más.
Las amenazas de penalización bajo ningún concepto son favorables para el negocio. Esta temática no está integrada a nuestra cultura ni por casualidad, pero la prolongada prohibición sufrida produjo un auge, como rebote, en la demanda. Ahora bien, levantada dicha prohibición, las ventas se vieron incrementadas para luego volver a bajar.
En cuanto a la instalación y habilitación de salas destinadas especialmente a la exhibición de videos condicionados, considero que deben existir para dar posibilidad de una libre opción democrática, si bien no está demás insistir acerca de un manejo publicitario cuidadoso, y, más bien escaso de manera de no influir negativamente en la moral pública. Le tengo fe al público argentino con posibilidad de elección.”
Mario Chistic. Clauen Video.


Mitos de la oscuridad.
“Todo material debe estar permitido, en lo que se refiere al uso doméstico. Prohibirlo, está en directa contradicción con el artículo 19 de nuestra constitución. Con respecto a la exhibición pública, tampoco debe vedarse por ser esto inconstitucional. Ahora bien, las salas destinadas a este tipo de programación deben estar encuadradas en ciertos cánones para que la publicidad destinada a anunciar este espectáculo no sea lesiva a menores y público adverso a estas cintas.
Creo que la penalización ha favorecido el negocio de un primer momento, cuando algo es anulado autoritariamente el público se siente ávido de nuevas experiencias, y va a buscar justamente lo que no le dejaron ver, pero cuando se da cuenta de que lo verdaderamente importante para su desición es su propio juicio, ahí se encuentra con la verdad, que no es otra que su propia decisión. No me cabe duda que con el correr del tiempo este material será uno más del mercado, o sea que la demanda se equiparara al conjunto de los géneros. Los cassettes de video pornográfico deben, al igual que los medicamentos, guardarse lejos del alcance de los niños.
El país es adulto, está en vías de serlo cada día más, no necesita de actitudes paternalistas, tal es así que el primer desviado del que tenemos noticias se remonta mucho tiempo atrás de la invención de una videocassettera, me refiero a la leyenda de Edipo, por supuesto.
En varias provincias se reglamentó la ley por parte de la municipalidad, y permitió de esta manera la instalación de salas específicas para proyección de este material. Para mantener la discreción solo hay que adoptar un criterio acertado, lógico y responsable en la elección de la publicidad expuesta en la vía pública. Hay un detalle curioso, es la manera en que los distintos países adjudican una letra para designar este material. En E.E.U.U. es una X para decir pornográfica, XX más, esto parece insinuar que la calificación XXX no deja espacio para un solo momento de inocencia. Es así, que esta letra, tan inequívoca como la "S" española, logra identificar el material. Un exacto efecto publicitario.
Sr. Pettinaroli. Vanguardia Video S.R.L.


Dinamita y fantasmas.
“El anteproyecto, del cual tengo una copia, incluiría un estampillado en cada cassette, lo que gravaría en un 10% el valor a los efectos de asegurar a la editora los derechos de títulos. Esto es una ingerencia del Instituto de Cinematografía en un negocio particular. Otra editora, que no edita material pornográfico, puede verse tentada a pensar que este anteproyecto le es indiferente, más no es así, la calificación entendida de esta manera lleva encubierta una censura implícita, por aquello tan propio de la naturaleza de las prohibiciones, una vez desplegado el abanico tiene cada vez más espectro, mayor superficie de barrido.
Las salas condicionadas no serán abiertas en la capital. El negocio y el interés editor no se encuentran contemplados bajo ninguna circunstancia, pierdo dinero diariamente.”
Carlos Geniso. Hardcore Video.
Scan exclusivo de RaroVHS.com.ar


rarovhs

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Mi Ping en TotalPing.com