Reportaje: Porno Casero/Amateur Español en VHS

Reportaje perteneciente al 1er número de la revista española Invasión de 1996
Scans de la revista enviados por Luis Escobar Bustos

 Porno casero español
¡Mira como follan!

SON LOS VIDEOS GUARROS QUE ARRASAN EN TODA ESPAÑA Y, CURIOSAMENTE, NO ESTAN PROTAGONIZADOS POR ROCCO SIFFREDI, TRACI LORDS, TABATHA CASH, JEANNA FINE NI NINGUNA OTRA MUJER DESBOCADA. SON DE AQUI, DE LA TIERRA, Y SUS INTERPRETES SON EL FONTANERO DEL PISO DE ARRIBA Y LA VERDULERA DE LA ESQUINA. ES EL PORNO NACIONAL, CASERO UN FENOMENO MULTIVENTAS LA MAR DE MORBOSO, CUTRE Y DESCOJONANTE ¿TODAVIA NO TE HABIAS ENTERADO? TRANQUILO, AQUI TE CONTAMOS TODO. Por MANUEL VALENCIA y TXEMA MILLAN

Lo del porno hecho en casa es una fiebre sin denominación de origen. Igual puede hacerse aquí que en Francia, Estados Unidos, Tokyo y Tombuctú. Eso sí, se caracteriza porque sus actores son gente corriente, de la calle, que se filman sus polvos con una cámara de vídeo, de ahí el morbazo que tienen, por lo de ver cómo folla -sin trampa ni cartón- gente que podría vivir contigo, en tu misma escalera.
En España esta pintoresca moda aterrizó hace un par de años, cuando los responsables de Fisgón Club decidieron poner anuncios en la prensa y la televisión para comprar a cualquier desvergonzado sus polvos con la parienta. Ahora acaban de editar un nuevo desvarío de mete-saca autóctono y gamberro que lleva por título Chorizo de cantimpalo, una buena excusa para charlar con Pablo Garrido -máximo capitoste del negocio- sobre lo divino y lo humano.

¿Cómo surgió la idea de crear Fisgón Club?
Pues un poco a raíz de un artículo publicado en la revista Primera Línea. Sería a principios del 94 y hablaba del fenómeno del pomo casero en Estados Unidos. Yo lo leí algún tiempo después y me hizo gracia, pensé que aquello podía estar bien. Me empecé a interesar por el tema de un modo meramente comercial. Hicimos un sondeo de mercado y nos dimos cuenta que un producto auténticamente casero y español no existía. Te vendían películas profesionales o caseras extranjeras, incluso el colmo eran ciertas cintas extranjeras y encima profesionales que las colocaban en los videoclubs como casero español. Una demencia. A partir de ahí decidimos meternos en el negocio y ser un poco los pioneros.
¿Ni siquiera consideras casera la serie Morbo o las primeras películas amateurs de José María Ponce?
No me gusta la palabra amateur, es un galicismo. Ya que hablamos en castellano lo vamos a llamar casero. Lo de Ponce lo considero profesional, ya que en Los vicios de María o Intercambio de parejas era amateur, pero no casero, no tenía nada que ver con lo que fue al principio en Estados Unidos, que realmente la gente se filmaba con su propia cámara doméstica y eran ellos mismos, tal cual, sin trampa ni cartón. Lo de Morbo ya era otra historia. Sí era casero, pero tenía muchos años encima, por lo menos diez. En todas las filmaciones tenían un cámara. Y además se notaba que había un tío al que habían pagado por echar un polvo y una prostituta o una tía a la que
también habían contratado. Además, se les veía un poco cortados debido que no se  • conocían, algo que con nosotros no pasa ya que son novios, matrimonios o grupos de amigos que se conocen bastante bien.

Reality-Show Guarrindongo
¿Qué requisitos exigís a la hora de aceptar una cinta?
Los básicos. Limitamos la duración entre veinte y cuarenta minutos. También dejamos muy claro que los participantes deben ser españoles mayores de dieciocho años, aunque pueden salir con peluca, antifaces o la cara tapada, como quieran.
¿Hay algún subgénero que no admitáis?
Estamos abiertos a todo. Se premia a una película, la mejor, sin importar de qué trate, y esa es la que se lleva el Premio Bragueta de cinco millones. Luego también hay una serie de accésits para que la gente esté un poco orientada de por dónde queremos dirigir algunos vídeos: orgías, tercera edad, dobles de famosos, cómico-erótica... Animamos un poco a la gente para que haga algo en ese sentido.
Sí, pero respecto a temas más concretos como gay o zoofilia, ¿tenéis algún problema?
Si nos envían algo así y la película es muy buena puede ganar incluso el primer premio, ¿por qué no? Igual nos mandan algo con un caballo y es tan gracioso que se lleva el accésit de cómico-erótica, o si hacen una con un perro que se parece a Lassie se lleva el de dobles de famosos.
¿Cuántas cintas habéis recibido en total?
Pues casi cien. Las hemos visto todas, pero comprar sólo unas treinta y cinco. Nos llegan de todas partes, principalmente de capitales grandes como Madrid o Barcelona, pero también de pueblos muy pequeños. Estos sí que los tienen bien puestos, ya que allí les conocen todos los vecinos y sin embargo no se cortan un pelo en mandarnos la cinta a pesar de que es muy fácil que sus vecinos les descubran.

Un polvo, dos polvos, tres polvos
¿Cuánto podéis llegar a pagar por un vídeo?
Antes 100.000 era lo mínimo, incluso llegamos a las 400.000 en una ocasión. Ahora todo ha cambiado con el Premio Bragueta. La ganadora se lleva 5 millones y otras ocho cintas unas 350.000 cada una.
¿Porqué pagasteis 400.000 esa vez?
Era una de sadomaso muy bestia. La tenemos en reserva, a punto de distribuir.
¿Siempre aseguráis el anonimato de los protagonistas?
Sí, por supuesto. Si ellos no quieren darse a conocer es una decisión que nosotros debemos respetar. Aquí todo va por contrato, todo es legal.
¿Los títulos tan rimbombantes los ponéis vosotros?
Sí. Piensa que el título debe ser ante todo comercial, así que nos reservamos la última palabra a la hora de ponerlo. Nos llegan muchas cintas sin título, y los que son malos se los cambiamos. Por ejemplo el de Ellas piden un supletorio y se lo montan en el dormitorio es de invención propia. También tenemos que poner los créditos finales, ya que nos obliga el Ministerio de Cultura, pero lo hacemos en plan cachondo, así tenemos a Jaime y Elsa como Jaime Terla y Elsa Carla. Paridas de este tipo para que la gente se ría hasta el final.
Las historias están inspiradas en momentos cotidianos y perfectamente creíbles, como lo del repartidor de pizzas a domicilio que llega a una casa y le pegan un buen polvo...
Sí, pedimos que haya una pequeña introducción, un mínimo de diálogos, de forma que tenga una estructura de película y no pierda nada de coña. Si juegan con elementos del día a día pues mejor que mejor, como la tortilla de patata o el jamón de jabugo. Las cintas que nos llegan sin un guión, aunque sea anecdótico, no nos interesan demasiado, ya que se limitan a ofrecer mete-saca sin más, y de esas ya hay muchas en los sex-shops.
¿Si dudáis que algo no es casero al cien por cien lo editáis?
No, por supuesto que no. Defendemos la condición de casero hasta el final. Aceptamos la cinta de vídeo sólo tal y como sale de la cámara, con la gente acercándose a plano para darle al stop. Luego, nosotros respetamos al máximo el producto recibido, procurando cortar lo menos posible, lo auténticamente indispensable, como un desenfoque de más de diez minutos que dormiría al espectador y cosas así. Las tomas falsas sí que las dejamos porque es parte del encanto de este género, te ríes un montón.
¿Incluso ha llegado a tal extremo vuestro purismo de rechazar algunas cintas por demasiado elaboradas?
Claro. Es que además de ser casero debe parecerlo. Tenemos que velar por el interés y la confianza que han depositado en nosotros nuestros clientes. También nos ha pasado el llamarnos alguna prostituta que nos quería mandar grabaciones que se habían hecho con sus clientes, y en principio sin problema, ya que el señor también podría estar de acuerdo, pero cuando llega la hora de firmar
el contrato nos damos cuenta que aquello había sido rodado sin su consentimiento.
Así también aseguráis que los participantes están de acuerdo.
Sí. Cuando comprábamos las cintas antes del Premio Bragueta lo que hacíamos era, siempre que nos interesase, desplazarnos hasta su casa y, cara a cara, con fotocopia del DNI, firmar un contrato serio. Así nos ahorrábamos algunos follones de la hostia, como que algún gracioso se hubiese filmado hace un año con su ex-novia y ahora vendiese el vídeo por hacerle una gracia a la chica.
Es de locos, pero igual podéis fomentar un star-system casero, donde los espectadores aguarden con impaciencia los polvos de, por ejemplo, Eduardo y Cristina.
Esto pasó en Estados Unidos, porque se dio que la gente se dedicó a vivir de los vídeos que ellos mismos rodaban de un modo premeditado, de una forma casi profesional. En España todo esto es diferente, la industria del pomo es prácticamente inexistente, entonces es difícil que esto ocurra. De todas formas, si los aficionados lo pidiesen nosotros nos veríamos en la obligación de satisfacerles, negociando con la pareja y comprándoles ios vídeos que hiciesen en un futuro. Por el momento, ya te digo, esto no pasa, así que podemos ofrecer una variedad sin repetir intérpretes ni nada.

Sudores CASEROS
Estas son las cuatro cintas que hasta el momento han editado los viciosos de Fisgón. Corre a por ellas al videoclub de tu barrio.
EL REPARTIDOR DE PIZZAS Está protagonizada por una animosa pareja de Xloret de Mar que simula un pedido dé pizza a domicilio para follar como locos durante casi hora y media. Los muy cucos se camuflan bajo un maquillaje chirriante al más puro estilo del Ramoncín de la primera época.
ELLAS PIDEN UN SUPLETORIO Y SE LO MONTAN EN EL DORMITORIO Una cuarentona y su amiguita no pararán hasta follarse al empleado de telefónica que tiene que repararles el auricular. Seudónimos cachondos (Angeles Biana, Maica Chonda), mejor iluminación que la anterior, duración más controlada y antifaces para todos. La cosa es que nadie les reconozca.
UNA DE JABUGO/DOS OREJAS Y EL RABO Dos sketches de alto contenido casposo. En el primero, un tipo da buena cuenta de la mastodóntica mujer de su amigo (atentos a los despistes), y en el segundo, los folleteos no concluyen con la consabida eyaculación masculina. Posiblemente el mejor vídeo del lote y el menos coñazo.
CHORIZO DE CANTIMPALO/ EL JUGUETE DEL REY GASPAR Sodomía contundente para la guapa actriz del primero (mientras su novio le mete también un consolador por delante) y disfraces descojonantes para el segundo. Un buen programa doble para disfrutar la noche del sábado con tu pareja. No lo dudes, pillastre.
Pancho Chetes.


rarovhs

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Mi Ping en TotalPing.com