Nota: Argentinos por el Mundo

Nota que escribí para la revista Pez Dorado nº1

Argentinos por el Mundo
 A fines de los años setenta se introdujo en los hogares de unos pocos tecnófilos un aparato que, para mediados de los ochenta, ya formaba una parte esencial de la vida cotidiana de casi todas las familias de clase media. Esta máquina que revolucionó el tiempo libre y la relación de los espectadores con el cine se llamó «videograbadora» (VCR = Video Cassette Recorder). A medida que la gente comenzó a tener un acceso cada vez más masivo a este artefacto, el deseo de alquilar películas creció de tal manera que la cantidad de videoclubes, editoras y películas lanzadas se incrementó exponencialmente durante al menos veinte años. Y, por ese motivo, no sólo los éxitos de Hollywood eran distribuidos en todo el mundo, sino que las editoras intentaban, mediante carátulas llamativas, títulos ridículos o datos engañosos, comercializar producciones de todos los países del mundo, incluso de Argentina.
sangre de virgenes
Para ser vendidas en el extranjero, las películas nacionales pasaban por un proceso de doblaje o subtitulado, pero en muchos casos los nombres de los actores también se americanizaban para disimular el origen de los mismos. Por este motivo, Ricardo Bauleo figura como «Richard Baulex» y Rolo Puente como «Raoul Monroy» en la edición italiana de la película de vampiros de Emilio Vieyra filmada en Bariloche en 1987 Sangre de vírgenes  (Il Sangue delle Vergini – General Video). Pero no fueron los únicos con identidades alteradas, porque Juan Leyrado se transforma en «John Leyard», Mirta Busnelli en «Mirtha Busnel Gill» y, en una genial traducción literal, Rita Terranova era «Rita Newland» en la edición de Estados Unidos de Atrapadas dirigida por Aníbal Di Salvo en 1984 (Condemned to Hell – TransWorld Entertainment USA). Y, aunque los casos abundan y se podría hacer una nota sólo sobre estos ridículos cambios, en el VHS español de Empire Video de La búsqueda, no sólo el título de la película fue cambiado por La justicia de Sally sino que fue innecesariamente doblada al español ibérico. En la carátula pueden leerse nombres como «Rudolph Ranni» en lugar de Rodolfo Ranni y «Andrew Bennett» en lugar de Andrea Tenuta. Asimismo, muchos de los créditos eran modificados porque, al cambiar el idioma y los nombres de los actores, no podían usarse los originales, o en caso de no conseguirlos en inglés, se sustituían los créditos por fondos negros o fotogramas fijos de las películas. En el mercado norteamericano de cine de género, existía la suposición de que los espectadores no querían ver films extranjeros sino hechos en Estados Unidos. Por ese motivo las películas se doblaban y cualquier nombre que fuese evidentemente latino se modificaba. Pero cabe aclarar que esto no es algo que solamente haya sucedido con películas latinoamericanas, sino que pasaba con las de todo el mundo. Es conocido entre los amantes del cine de terror europeo las modificaciones que sufrían los más celebres directores, por ejemplo, Antonio Margheriti aparecía como «Anthony Dawson», Jesus Franco como «Jess Franco» y Tonino Ricci como «Anthony Richmond» en las copias distribuidas en Estados Unidos de sus películas.
atrapadas
atrapadas
 atrapadas
También es interesante rastrear lanzamientos extranjeros de películas argentinas para corroborar si hay diferencias de metraje. Por ejemplo, La búsqueda de Juan Carlos Desanzo cuenta con una secuencia inicial en la que se presentan los personajes e incluye una ridícula charla en la que Tenuta confiesa a sus padres su afición por la música Heavy Metal, que no está en la copia distribuida en Argentina por Video España/Magnum Golden Video y sí está presente al menos en tres ediciones extranjeras. No se trata de un caso de censura, sino de torpeza de la editora argentina, que cortó la secuencia previa a los créditos iniciales. Una curiosidad mayor puede verse en la película nacional  Atrapadas de Aníbal Di Salvo, sobre una cárcel de mujeres, cuando en una «transgresora» y célebre escena, Camila Perisse, luego de una golpiza grupal, orina a Leonor Benedetto. Dicho fragmento se encuentra censurado en la versión de Estados Unidos, pero en la griega (de MTC Video) está intacta, y en la japonesa (de VAP Video) las escenas sexuales están completas pero los genitales son cubiertos con un efecto de blureado (esta tradición japonesa de censurar los genitales no es exclusiva de estas cintas, sino que se trata de una práctica llamada bokashi que afecta también a la pornografía). En el cine de Armando Bo e Isabel Sarli una particularidad que se pudo encontrar con respecto a las copias que circulan en el país, es que Favela, la película rodada en Brasil en 1960, es a color en el video de Estados Unidos de Condor Video titulado Carioca Erótica (Favela), mientras que las copias que tienen los canales de televisión locales son en blanco y negro. La preservación del material fílmico nunca fue una prioridad en la Argentina, por eso es importante rastrear las copias que circulan en otros países. En la actualidad, las políticas al respecto parecen estar comenzando a cambiar, lo que se refleja, por ejemplo, en que el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken encontró y restauró India, la película de la dupla Armando Bo - Isabel Sarli de 1960 que estuvo perdida por casi cincuenta años y será presentada en el Bafici de este año..
la busqueda desanzo
 la busqueda desanzo

la busqueda desanzo
Por último, un factor decisivo para que las películas resultaran atractivas en los videoclubes y se alquilasen era el arte de tapa. Por ese motivo, especialmente durante la década del ochenta, solían utilizarse ilustraciones llamativas en las tapas de los videos, sin priorizar que la imagen se correspondiese con la película en cuestión. La suerte de «La Coca» Sarli fue diversa en las diferentes ediciones. Si bien en algunas fueron fieles a la exuberante figura de la morocha argentina, en otras los diseños de las carátulas y cajas fueron innecesariamente engañosos. El ejemplo más notorio es el de la edición italiana de Fiebre titulada Febbre di Donna (Eden Video – Italia) que tiene a la cantante Maddonna en la tapa y en la contratapa a una rubia desnuda entre dos caballos; y aunque el argumento de la película está relacionado con equinos, esa rubia, obviamente, nunca aparece y la estética de la foto no corresponde a la época en que fue filmada. Por el contrario, en el caso de la gótica película de terror nacional La casa de las siete tumbas, la sobria gráfica argentina en la que lo más espeluznante es Soledad Silveyra semi-desnuda, es superada ampliamente por el VHS de Condor Video hecho en California para el mercado latinoamericano: la tapa muestra una ilustración en la que María Rosa Gallo estrangula al personaje de Soledad Silveyra mientras que, con la otra mano, sostiene la cabeza decapitada de Miguel Ángel Solá en el mejor estilo grindhouse de los pósters de cine de terror de la época.
isabel sarli
 isabel sarli
 isabel sarli
Sin dudas, conseguir estos videos de producciones nacionales provenientes de distintas partes del planeta no sólo tiene un valor coleccionista/fetichista, sino que también se trata de objetos de un gran interés documental para reconstruir el recorrido de muchas de ellas que, sin formar parte de los títulos «canónicos» de la historia del cine argentino, tuvieron una distribución internacional desconocida. 
Cristian Sema de RaroVHS.com.ar
Nota incluida en la revista Pez Dorado
revista pez dorado


rarovhs

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
Mi Ping en TotalPing.com