Suscribite en YouTube:

Loading...

Arturo Bonin: Adicto al VHS!

Notas Retro: La Adicción de Arturo Bonin al VHS!!!
Sección del blog dedicada a reproducir noticias ochentosas relacionadas con tecnología o el mundo del videoclub y su boom en los ochentas.

------------------------o------------------------

***Nota tomada de la revista del gremio videoclubista VIDEO CLUB. Argentina, año 6 Nº52. Agosto de 1987***

"SOY UN ADICTO"

La figura masculina del momento —tanto en cine como en televisión—, en ese indefinido campo de los galanes maduros, no vacila en afirmar, que quedó atrapado en las redes del video. Algunas de sus preferencias.


- A los 49 años de edad, una espléndida esposa, Susana Cart y una deliciosa parejita, Julieta (13) y Mariano (9), Arturo Bonín aparece en estos momentos como la figura ideal para protagonizar interpretaciones con-ceptualmente serias o cuanto menos, audaces en su temática. Abonan este aserto su tarea como relator en el ciclo televisivo Yo fui testigo por el 13, así como Otra historia de amor y Los dueños del silencio para el cine.
- Su relación con el video es muy estrecha. Es poseedor de una videograbadora National de último modelo. "Si tuviera que definirme, diría que soy un adicto", afirma sin hesitar. "Y pensar que cuando le propuse la compra del aparato se negó en principio, porque decía que era un artículo de lujo", acota su esposa con un dejo de picardía. "Somos socios del Video Club Salta", continúa el relato "y como llevamos alrededor de media docena de títulos por semana, ya conocen nuestros gustos y por lo general ya nos los tienen reservados. Recuerdo que cuando inauguré la casetera, me traje La dolce vita, un film que me había impactado profundamente cuando lo vi en el cine, bajé las cortinas y la pasé dos veces en forma continuada. Otra que he visto en repetidas oportunidades es All that jazz.
También mi mujer es muy adepta a las musicales, así que es una diversión compartida".
- La carrera de Arturo Bonín comenzó, como en muchos otros casos, por una casualidad. Ya en los últimos tramos de los estudios en química para la alimentación, una tarde acompañó a un amigo a un ensayo teatral. Allí se jugó su destino. Quedó tan atraído por las candilejas y todo ese misterio que lleva implícito, que abandonó todo.
- Primero fueron teatros vocacionales, luego profesionales y más tarde el cine. Su debut en la pantalla grande con Las muñecas que hacen ¡pum!, de Gerardo Sofovich, marcó un camino que ya no habría de abandonar. No vacila en reconocer que bajo la dire-ción de Américo Ortiz de Zárate en Otra historia de amor, obtuvo su mayor satisfacción como actor, así como en el rubro teleteatros no puede olvidar La señora Ordóñez, por ATC, sobre el libro de la desaparecida Marta Lynch.
- "Con mi esposa vamos con bastante frecuencia al cine, pero eso no se superpone con nuestra videomanía, en el mejor de los casos la apuntala, porque volvemos a ver policiales, la serie editada de Darío Argento, todas las de Woody Alien, que nos encanta, así como las de Ettore Scola, títulos como Cliente muerto no paga, Erase una vez en América, Calles de fuego. También están las que sacamos para los chicos. En razón de la calificación, hay muchas que no pueden ver, pero la educación que les damos es más flexible y hay cosas que les podemos éxplicar en la tranquilidad del hogar, así que el video en estos casos, más que mero entretenimiento, cumple un rol didáctico".
- A su videograbadora todavía no le da todo el uso posible. Lo sabe y lo confiesa. "Me gustaría tener todas mis películas grabadas, varias las han pasado por televisión. Además quisiera tener algunos de mis ciclos televisivos para presentar como curriculum en posibles trabajos o por satisfacción, como sería con Yo fui testigo. Estamos abonados a la televisión por cable, así que también podría grabar títulos que me interesan o que le gustan a Susana y formarme una pequeña videoteca. Pero, ya sea por pereza o por no apretar botones que desconozco, no lo hice todavía y es un gran error". Le sucede como a muchos usuarios que todavía no se atreven a hacerle rendir a su casetera el ciento por ciento de las posibilidades. Y es una verdadera lástima.

FILMO VIDEOGRAFIA DE
ARTURO BONIN (hasta 1987)
1979 Las muñecas que hacen ¡pum!
(Acuario)
1980 Departamento compartido (Ra-diocom)
Locos por la música
1982 Los pasajeros del jardín (Interteve)
1983 Espérame mucho (Videco)
1984 Asesinato en el Senado de lalación (Videco)
1985 Bairoletto (Legal)
1986 Otra historia de amor (AVH)
Los dueños del silencio
Sentimientos (Video Láser)
1987 Obsesión de venganza (París)
El manosanta está cargado (ASFV) Mujer, mujer El hombre que ganó la razón —No estrenada
Vivir a los 17 - No estrenada


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...